domingo, 15 de noviembre de 2015

BIZCOCHO "MARBRÉ"



La palabra "marbré" significa en francés "amarmolado", es decir, es un bizcocho que se supone tiene una serie de vetas interiores que recuerdan el mármol. En fin, en realidad es un bizcocho que se compone de dos, uno de chocolate y otro de vainilla. Es fácil, pero es más elaborado que otros, ya que después de hacer el bizcocho hay que cubrirlo con chocolate. Os lo explico.

Tiempo de elaboración: 50 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos
Tiempo de reposo: 30 minutos

Ingredientes:
3 huevos, una pizca de sal, 180 gr. de azúcar, 180 gr. de mantequilla, 180 gr. de harina, una cucharadita (de café) de levadura, una vaina de vainilla, dos cucharaditas (de azúcar) de cacao en polvo, 150 ml. de nata líquida y 150 gr. de cobertura de chocolate.


Elaboración:
Se precalienta el horno a 180º.
Se montan las claras a punto de nieve y se añade el azúcar y la mantequilla líquida.



Seguidamente se agregan las yemas una a una y se sigue batiendo.


A continuación la harina tamizada, para ello se utiliza un colador.


Cuando está todo bien mezclado, se divide la masa en dos recipientes.


Por otra parte se abre la vaina de vainilla y con un cuchillo afilado se sacan las semillas interiores.


En uno de los recipientes se echan estas semillas y en el otro el cacao.


Por otro lado se unta un molde con  un poco de aceite o mantequilla y un poquito de harina, así se desmoldará el bizcocho muy fácilmente. En el molde se pone primero una capa de la masa de vainilla.


Y encima la del cacao.


A continuación, se mete el rabo de una cuchara de madera y se traza el dibujo de una ola para crear el efecto del mármol.


Se mete el bizcocho al horno unos 40 minutos, aunque lo mejor es meter una brocheta y verificar si está cocido o no, cuando salga seca, ya lo tenemos.


Ahora empieza la segunda fase. Hay que esperar unos 30 minutos hasta que el bizcocho se enfríe. Cuando falte poco, se calienta la nata en un cazo y se agrega el chocolate a trozos pequeños y se le va dando vueltas hasta que se disuelva bien.


Entonces se pone el bizcocho sobre la rejilla del horno y debajo una lámina de papel vegetal. Y se recubre todo con el chocolate.


Como el chocolate goteará sobre el papel vegetal, se puede aprovechar poniéndolo en moldes mini, yo les he añadido avellana picada que  me sobró de la nocilla casera y así se pueden hacer unos sencillos bombones.


Finalmente se mete el bizcocho unos 40 minutos al frigorífico para que el chocolate se solidifique y ya tenemos un delicioso "marbré" de chocolate y vainilla.

QUE APROVECHE

Esta receta la he sacado de un libro de postres titulado "Les ateliers de Masterchef" que me regalaron mis colegas francesas de Bourges.

Esta vez veréis que hay dos personas en la cocina. Mi hija me ha ayudado y es la que sale en las fotos.

Esta receta la podréis encontrar también en POSTRES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada