Pequeños Trucos

ADORNO CON LIMONES 1




Hoy no voy a subir ninguna receta, sino una forma muy sencilla de adornar vuestros platos, ya sea una paella, un plato de carne, pasta... Es muy fácil hacerle los picos a los limones.

Elaboración:
Se coge un limón bien amarillo y sin manchas y se le hace una incisión con un cuchillo de punta como veis en la foto.


Seguidamente se hacen más incisiones en zigzag por todo el perímetro del limón. El cuchillo debe penetrar por lo menos hasta la mitad de la pulpa.


A continuación se separan las dos partes, si no se separan, se mete de nuevo el cuchillo.


De esta forma adorné la carrillera en salsa de jengibre.


Espero que os sea útil esta explicación.

ADORNO CON LIMONES 2


Hoy os traigo otra sugerencia para adornar un plato con limón, es esta cesta que veis y que se hace rápidamente.

Elaboración:
Como veis en la foto, se coge un limón bien amarillo y fresco y se corta un poco menos de un cuarto, pero no por la mitad, sino medio centímetro hacia la derecha.


Luego se hace lo mismo con la otra cara del limón, de modo que quede una especie de asa.


A continuación se vacía de pulpa este asa.


Y finalmente se quita la base del limón para que no se tuerza.


Y en unos pocos minutos tenéis un adorno muy original para un plato y, sobre todo, barato.

ESPERO QUE OS GUSTE ESTA CESTA

ADORNO DE NARANJA


Algunas veces, para presentar un plato vemos que nos falta un pequeño toque de fantasía. Aquí os voy a explicar cómo se hace ese rollito central que veis en el plato.

Ingredientes:
Media naranja ya exprimida.


Elaboración:
Con ayuda de una cuchara se quita toda la pulpa que quede en la cáscara.


Luego, con un cuchillo afilado hacemos una tira fina.


Y se quedará así.


A continuación le quitamos toda la parte blanca que podamos.


Para que quede lo más fina posible.


Seguidamente cogemos una punta y vamos enrollando.


Para que se quede bien enrollada, podemos dar un punto con aguja e hilo, pero no es imprescindible, de hecho, yo no lo hago. Y cortamos el pico que sobra.



Y ya tenemos un adorno para un plato. Incluso podemos secar esta cáscara y utilizarla para trabajos manuales.


PELAR CEBOLLA SIN LLORAR EN EL INTENTO

Yo he encontrado un truco infalible, aunque un poco excéntrico, para que mis pobres ojos no lagrimeen como ríos, me pongo mis gafas de nadar.
Pero eso sí, que nadie os vea, o si no, os tomará por loca/o.
Mi compañero Antonio Peñaranda me ha dicho que los que llevan lentillas lloran menos. ¡Qué suerte!


PELAR GRANADAS

El otoño es la estación de las granadas, es una fruta preciosa, tanto el árbol con sus hojas brillantes, las flores con esos maravillosos pétalos rojos, como las frutas. Este año mi granado ha dado poca cosecha, lo que veis en la foto y poco más.


Antes comía pocas granadas por el fastidio de pelarlas, hasta que mi amiga Amparo Ferro me explicó esta sencilla forma de hacerlo:
Se parte la granada en dos.


Se les quita la parte del tallo y se ponen en la palma de la mano boca abajo.


Entonces, con la mano del almirez, se le va dando golpecitos y así de fácil, van cayendo los granos de granada.


Y así hasta que la granada queda completamente vacía.


Quedará un plato completamente lleno.


ESPERO QUE PODÁIS UTILIZAR ESTE TRUCO.

A mí ya no me quedan granadas, así que me despido de ellas hasta el año que viene. Au revoir.


UN CHORRITO DE NATA EN LOS HUEVOS ANTES DE BATIRLOS

Esto es una invención francesa, los que conozcáis algo de la cocina de este país sabréis que les encantan las natas y las salsas. Pero en este caso el plato queda más suave, sabroso y nada pesado. Yo lo utilizo en los revueltos y en las tortillas de patatas.



LIMÓN EN EL LAVAVAJILLAS 

Evidentemente esto no es una receta de cocina, pero es un método práctico de reutilizar la cáscara del limón. Una vez que hemos usado el limón, en vez de tirar la cáscara la podemos meter dentro del lavavajillas para dar un buen aroma a su interior, y así no tenemos que comprar esos aromatizadores en forma de limón que venden los supermercados y que es química pura. 


PIÑAS EN SU PUNTO


¿Conoces el truco para distinguir si una piña está dulce o no? Es muy fácil.

Cuando vayas a la tienda, elige una que no esté ni verdosa y amarillenta.


Después, coge una de las hojas centrales y tira, si no sale, es que está verde, si sale con mucha facilidad, es que está demasiado madura.



Pero si al tirar, opone un poquito de resistencia y luego sale, es que la piña está en su punto, como la de la foto. Ya sólo os quedará cortarla.



Y presentarla de la manera que más os guste. Yo hice estas pequeñas brochetas con fresas.

ESPERO QUE ESTE PEQUEÑO TRUCO OS SIRVA PARA ESCOGER LAS PIÑAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada